1 de febrero de 2013

Eps 3 respuestas Nathaniel



1.


                                 

-Sucrette: Hola, ¿está solucionado lo del justificante, entonces?

-Nathaniel: Sí, se ha arreglado, a pesar de haber hecho pellas no lo expulsarán.
Por lo menos esta vez.

-Sucrette: Vale. Mejor entonces, ¿no?

-Nathaniel: (Se encoge de hombros). De todas formas, siento haberte metido en eso, no debería haberte pedido ese favor y metido en ese aprieto. ¿Podemos hablar de algo que no sea Castiel?

-Sucrette:

a. Entonces, ¿no habrás visto pasar un perro?
b. Bueno, pues la directora se ha puesto hecha una furia.
c. La directora me ha echado una buena. Parecía que se había vuelto loca.



-Nathaniel: Siempre es bastante agradable. Excepto cuando su perro se escapa.

-Sucrette:

a. Sí, ¡pero tampoco es una razón para tomarla así conmigo!
b. Está exagerando, es "su" perro, y me extrañaría bastante que nosotros tuviéramos derecho a traer aquí animales...
c. ¿Y qué hago? Depende de mí, tengo que encontrar a su perro ¿y no tengo derecho a decir nada?

-Nathaniel: Jeje... Digamos que es el único abuso de poder de la directora. Dicho esto, si te encargó que encontraras a su perro, te recomiendo que lo hagas a menos que quieras terminar castigada o algo por el estilo.

-Sucrette: Bueno... No tengo nada contra los perros, pero aún así...

-Nathaniel: Buena suerte

-Sucrette: Gracias




2.



-Sucrette:

a. De hecho, seguro que tú también tienes un perro.
b. De hecho, seguro que tienes un gato.
c. Y tú, ¿tienes animales?

-Nathaniel: No, me gustaría tener un gato, pero mi madre es alérgica.

-Sucrette:

a. Qué pena. Es verdad que los gatos son una monada.
b. ¿Alergia otra vez? ¿Es un problema de familia o qué?
c. Pues coge un perro, ¿no?

-Nathaniel: No pasa nada, juego con los de mis vecinos o con los que me encuentro por la calle, que no son pocos.




3.



-Sucrette: ¿Por qué no te gustan los perros?

-Nathaniel: No sé qué decir... Son muy dependientes y... la mayoría son un poco "tontos", ¿no?

-Sucrette:

a. ¡Pero son tan monos! Sobre todo los perros pequeñitos.
b. ¡Pero son tan monos! Sobre todo los perros grandes.
c. Pero, ¿qué dices? Los perros no son tontos para nada. ¡Comprenden muchas cosas y se les puede enseñar un montón!


-Nathaniel: Hay gustos para todo, yo realmente prefiero los gatos, eso es todo.



4.



-Nathaniel: Sucrette, ¡acabo de ver pasar al perro corriendo! He intentado retenerlo pero se ha escapado antes de poder intentar nada.

-Sucrette:

a. ¿Estás ocupado? A lo mejor entre dos sería más fácil atraparlo.
b. He encontrado sus cosas y su juguete, pero no parece interesarle.
c. Creo que lo voy a dejar, no tiene pinta de dejarse atrapar...




5.

-Nathaniel: Vi a la directora y parecía estar de buen humor, imagino que habrás encontrado a su perro, ¿no?

-Sucrette: Sí, ¡por fin! Ahora ayudo a alguien del club de baloncesto/jardinería.

-Nathaniel: ¿En serio? ¿A quién?

-Sucrette:

a. Dajan/Jade no es del instituto, así que no creo que le conozcas.
b. ¿Es un interrogatorio del delegado principal?
c. Dajan entrena con el club de baloncesto. / Jade se encarga del mantenimiento del terreno para el club.


Si elegimos A.


-Nathaniel: Incluso en el instituto no conozco a todo el mundo, ¿sabes?

-Sucrette:

a. Ah, creía...
b. Venga, debes cotillear los formularios de todos los alumnos, ¿no?
c. Sí... Es lo normal, supongo.



Si elegimos A.a


-Nathaniel: Aún así, eso es mucha gente. Pero conozco a todos los profes.

-Sucrette:

a. ¡Pelota!
b. ¿Son majos?
c. Bah... Son profes, ya sabes.

-Nathaniel: Solo los conozco de nombre y de vista. No hablo mucho con ellos.

-Sucrette:

a. ¡No lo habría pensado!
b. Después de todo, eres un alumno como todos los demás.
c. ¿No aprovechas para quedar bien?


Si elegimos B.


-Nathaniel: ¿Qué? No, yo sólo preguntaba.


-Sucrette:

a. (Marcharse)
b. ¿Estás celoso por casualidad?



6.

-Sucrette: Una pregunta, ¿cómo es que tu hermana y tú sois tan diferentes?

-Nathaniel: ¿Diferentes? Pues todo el mundo dice que nos parecemos, ambos hemos salido a nuestra madre.

-Sucrette: No me refería físicamente.

-Nathaniel: ¿Sí?

-Sucrette:

a. ¿Cómo decirlo?
b. Ella engaña.
c. No, nada. Déjalo. (Fin de la conversación)

-Nathaniel: ¿Tanto abusa?

-Sucrette:

a. ¿Sabes que le ha robado dinero a Ken?
b. Siempre está buscando pelea con todo el mundo, ¿sabes?
c. Comparada contigo... Es muy poco madura, a veces.


Si elegimos A.


-Nathaniel: ¿Cómo? Qué dices, ella no haría eso. Y si eso es lo que pasó, él se habría quejado, ¿no?

-Sucrette:

a. No podemos decirte nada de tu hermana. Supongo que ya te darás cuenta algún día...
b. ¿Conoces a Ken, no? ¿Crees de verdad que es de los que se quejan?
c. ¿No tendrá una mala influencia?

-Nathaniel: De todas formas, ya no está aquí para confirmar lo que dices.

-Sucrette: Ya veo. Los que no están son los que se equivocan ¿no?

-Nathaniel: Espera... Ahora que lo dices, hace poco se le ha metido en la cabeza que quiere salir con Castiel... No me extrañaría que eso la llevara a cometer alguna estupidez.

-Sucrette: Bueno… (No creo que la culpa sea de Castiel)

-Nathaniel: Bueno, si tengo la oportunidad, la vigilaré un poco, para estar seguros, ¿vale?

-Sucrette: Vale. (Siempre es mejor que nada supongo)


Si elegimos B:


-Nathaniel: ¿Y no serás tú la que se mete con ella? Sé que habéis tenido alguna pequeña diferencia, pero... Me ha dicho que se ha disculpado y que tú no has querido saber nada.

-Sucrette: ¿Qué? ¡Eso no puede ser!






6 comentarios:

  1. HAGAN ESTA MIERDA BIEN, HE QUERIDO BAJAR CON ÉL Y LO ÚNICO QUE HACE ES SUBIR. YA ES LA TERCERA REPETICIÓN QUE HAGO POR LO MISMO.

    ResponderEliminar
  2. cuando pide que lo acompañe a darle de comer a unos gatitos que atuendo elijo? D:

    ResponderEliminar
  3. elije el vestido rosa bueno no estoy segura pero yo eleji el atuendo verde y perdi la cita nose porque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El rosa el verde, el de Nathaniel es el vestido beig con bota plateadas.

      Eliminar